Llámanos

(81) 8363 1717
(81) 2136 1313
(81) 1550 5340

Escribenos

info@cuanhospital.com.mx Contacto

Haz una cita

Cita

Visítanos

Ubicación

Guías Web App

Instalar en Iphone
Instalar en Android
Guías de uso


Web App
  • (81) 8363 1717 - (81) 2136 1313 - (81) 1550 5340
  • Lun - Sáb 7:00 - 21:00

Clínica Próstata

Clínica de Próstata


La próstata es un órgano del sistema reproductor del varón. Es una glándula, con forma de castaña, colocada debajo de la vejiga y por delante del recto. La uretra (conducto por donde sale la orina) atraviesa la próstata por el centro, de manera que la orina sale de la vejiga atravesando la próstata. Las posibles enfermedades de la próstata comprimen la uretra y producen molestias al orinar.

La función principal de la próstata es producir un líquido que se une al semen para mejorar la calidad de los espermatozoides y aumentar la fertilidad. En la próstata se produce el PSA (Antígeno Prostático Específico) que tiene como misión licuar el semen que se ha eyaculado y así facilitar que los espermatozoides queden libres en vagina y puedan ascender por el útero buscando el óvulo de la mujer.

¿Qué es la hiperplasia de próstata?

La hiperplasia prostática benigna, también llamada «agrandamiento de la glándula prostática», es una afección frecuente a medida que los hombres envejecen. A partir de los 40-45 años la próstata empieza a crecer, fundamentalmente en la zona transicional que rodea la uretra. Este crecimiento puede comprimir la uretra y es la responsable de la aparición de síntomas urinarios (problemas para orinar) en la mayoría de hombres mayores de cincuenta años.

El agrandamiento de la glándula prostática es muy variable de unos hombres a otros.


Síntomas

¿Qué manifestaciones clínicas produce la HPB?

En las personas con agrandamiento de próstata, la gravedad de los síntomas varía, pero tienden a empeorar gradualmente con el tiempo. El tamaño de la próstata no determina necesariamente la gravedad de los síntomas.

Algunos hombres con agrandamiento leve de la próstata pueden tener síntomas importantes, en tanto que otros hombres con mayor agrandamiento de la próstata pueden tener solo síntomas leves.

El crecimiento de la próstata puede producir síntomas que denominamos irritativos:

  • Orinar con más frecuencia (polaquiuria)
  • Levantarse por la noche a orinar (nicturia)
  • Tener que ir rápidamente al servicio cuando se tienen ganas de orinar (urgencia miccional)
  • Y en casos severos, escape de orina (Incontinencia)

Y síntomas que denominamos obstructivos:

  • Disminución de la fuerza y el calibre miccional (flujo débil y lento)
  • Chorro entrecortado o micción en varios tiempos (Intermitencia)
  • Dificultad y necesidad de hacer fuerza para comenzar la micción (pujo)
  • Goteo al terminar la micción
  • Sensación vaciamiento incompleto de la vejiga
  • En ocasiones retención de orina (incapacidad para orinar)

Estos síntomas imitativos u obstructivos suelen asociarse y en general son evolutivos, es decir van empeorando

Otras causas posibles de síntomas urinarios

Las enfermedades que producen síntomas similares a los del agrandamiento de la próstata comprenden las siguientes:

  • Infección urinaria
  • Inflamación de la próstata (prostatitis)
  • Estrechamiento de la uretra (estenosis uretral)
  • Formación de cicatrices en el cuello de la vejiga como resultado de cirugías previas
  • Cálculos en los riñones o en la vejiga
  • Problemas de los nervios que controlan la vejiga
  • Cáncer de vejiga (síntomas irritativos)
  • Cáncer de próstata avanzado (síntomas obstructivos)

  Volver al menú


Causas

No se conoce la causa real del agrandamiento de la próstata. Los factores ligados al envejecimiento y a los cambios en las células de los testículos pueden intervenir en el crecimiento de la glándula, al igual que los niveles de testosterona. Los hombres a quienes se les extirpan los testículos a edad temprana (por ejemplo, como resultado de un cáncer testicular) no presentan hiperplasia prostática.

De modo similar, si los testículos se extirpan después de que el hombre presente hiperplasia prostática, la próstata comienza a disminuir de tamaño.

Algunos datos acerca del agrandamiento de la próstata son:

  • La probabilidad de presentar agrandamiento de la próstata aumenta con la edad.
  • La Hiperplasia Prostática es tan común que se ha dicho que todos los hombres tendrán agrandamiento de próstata si viven lo suficiente.
  • Un pequeño grado de agrandamiento de la próstata está presente en muchos hombres mayores de 40 años. Más del 90% de los hombres mayores de 80 años tiene esta afección.
  • No se han identificado factores de riesgo, además de tener testículos que funcionan normalmente.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del agrandamiento de la glándula prostática son los siguientes:

  • Envejecimiento. Es poco frecuente que el agrandamiento de la glándula prostática cause signos y síntomas en hombres menores de 40 años. Aproximadamente un tercio de los hombres experimentan síntomas de moderados a intensos a los 60 años, y aproximadamente la mitad lo hacen a los 80 años.
  • Antecedentes familiares. Tener un pariente consanguíneo, como un padre o un hermano, con problemas de próstata significa que es más probable que tengas problemas.
  • Diabetes y enfermedad cardíaca. Los estudios demuestran que la diabetes, así como la enfermedad cardíaca y el uso de betabloqueantes, podrían aumentar el riesgo de hiperplasia prostática benigna.
  • Estilo de vida. La obesidad aumenta el riesgo de hiperplasia prostática benigna, mientras que el ejercicio puede reducirlo.

Complicaciones

Las complicaciones del agrandamiento de la próstata pueden comprender:

  • Incapacidad repentina para orinar (retención urinaria). Es posible que sea necesario insertar un tubo (sonda) en la vejiga para drenar la orina. Algunos hombres con agrandamiento de la próstata requieren una cirugía para aliviar la retención crónica de orina.
  • Infecciones urinarias. La incapacidad para vaciar completamente la vejiga puede aumentar el riesgo de infección en las vías urinarias. Si las infecciones en las vías urinarias se presentan con frecuencia, es posible que necesites cirugía para aliviar la obstrucción.
  • Cálculos en la vejiga. Estos generalmente se producen debido a la incapacidad de vaciar completamente la vejiga. Los cálculos en la vejiga pueden causar infección, irritación de la vejiga, sangre en la orina y obstrucción del flujo de orina.
  • Daño en la vejiga. Si la vejiga no se ha vaciado por completo, esto puede hacer que se estire y se debilite con el tiempo. Como consecuencia, la pared muscular de la vejiga ya no se contrae correctamente, y esto hace que sea más difícil vaciar completamente la vejiga.
  • Daño renal. La presión en la vejiga debido a la retención urinaria puede producir un reflujo de la orina por los ureteros hasta los riñones, esto ocasiona deterioro en la función renal. Al haber reflujo de orina también permite que las infecciones en la vejiga lleguen a los riñones.

La mayoría de los hombres con agrandamiento de próstata no manifiesta estas complicaciones. No obstante, la retención urinaria aguda y el daño a los riñones pueden constituir peligros graves para la salud. Es importante no llegar a esta fase de distendido crónico y tratar el problema antes.

La HPB puede reaparecer con el tiempo, incluso después de someterse a una cirugía.

  Volver al menú


Tratamiento

La elección del tratamiento se basa en la gravedad de los síntomas y en la forma como lo afectan a usted. Su proveedor también tendrá en cuenta otros problemas de salud que usted pueda tener.

Las opciones de tratamiento incluyen "una espera con vigilancia cuidadosa", cambios en el estilo de vida, medicamentos o cirugía.

Si usted es mayor de 60 años, es más propenso a presentar síntomas. Pero muchos hombres con agrandamiento de próstata tienen solo síntomas leves. Generalmente, las medidas de cuidados personales son suficientes para sentirse mejor.

Si usted sufre de Hiperplasia Prostática, debe realizarse un examen anual para controlar el progreso de los síntomas y determinar si se necesitan cambios en el tratamiento.

Una vez establecido el diagnostico de HBP, la necesidad de emplear o no un tratamiento depende de los síntomas que presente el paciente. Disponemos de medicamentos y cirugía que pueden aliviar y mejorar los síntomas que produce la HBP.

El urólogo debe de explicar al paciente las diferentes opciones de tratamiento:

  • Observación y revisiones periódicas.
  • Tratamiento Higiénico-Dietético.
  • Tratamiento Médico.
  • Tratamiento Quirúrgico (tratamiento definitivo)

Los pacientes con síntomas leves no precisan un tratamiento. En estos casos es suficiente la revisión prostática anual y ofrecer recomendaciones que pueden mejorar sus síntomas (disminuir la ingesta de líquidos a partir de las 6 de la tarde, ir con frecuencia al baño, vaciar la vejiga completamente).

Cirugía

La elección de un tipo de procedimiento quirúrgico casi siempre se basa en la gravedad de los síntomas y en el tamaño y forma de la glándula prostática. La mayoría de los hombres que se someten a una cirugía de próstata muestran mejorías en las tasas de flujo urinario y los síntomas.

Resección transuretral de la próstata (RTUP): este es el tratamiento quirúrgico más común y el más probado para la HPB. Se denomina resección transuretral de próstata porque se introduce un aparato a través de la uretra (conducto por donde sale la orina). Sin necesidad de ninguna incisión, a través de este aparato se extirpan múltiples fragmentos del crecimiento benigno de la próstata.

La RTU de próstata es una técnica muy empleada, con buenos resultados, pero con algunas complicaciones.

  • La RTU puede producir sangrado durante y tras la cirugía. Por este motivo es necesario dejar un sistema de lavado e internamiento para observación por 24 horas
  • Es preciso dejar una sonda vesical durante unos 3-5 días.
  • En pacientes que toman antiagregantes plaquetarios (aspirina y otros) o anticoagulantes (sintrom) existe mayor riesgo de sangrado. Se debe suspender 7-10 días antes de la cirugía

Prostatectomía simple: es un procedimiento para extraer la parte interior de la glándula prostática. Se lleva a cabo a través de una incisión en el abdomen. Este tratamiento casi siempre se hace en hombres que tienen glándulas prostáticas muy grandes. Se realiza también con mínima invasión por laparoscopía o asistida con robot.

Enucleación de la HBP mediante Laser Holmiun. Esta técnica permite operar a través de la uretra (sin necesidad de abrir) próstatas muy grandes, mayores de 100 gramos. Estas próstatas muy grandes habitualmente se operan mediante cirugía abierta que es mucho más agresiva y presenta un postoperatorio muy molesto.

La enucleación de la HBP mediante Laser Holmiun permite enuclear el crecimiento benigno que denominados adenoma. Es hacer lo mismo que la cirugía abierta pero sin necesidad de abrir. Este adenoma tras enuclearlo se empuja hacia la vejiga y con la ayuda de un instrumento especial se fragmenta y se extraen los fragmentos a través de la uretra.

Este tratamiento con Láser Holmiun es un gran avance: permite tratar próstatas mayores de 100 gramos, el sangrado es mínimo, la estancia en el Hospital es de 24-48 horas, la sonda se mantiene de 2 a 3 días, las molestias postoperatorias son mínimas.

Vaporización fotoselectiva prostática usan un láser para destruir el tejido prostático ( Láser Greenlight, Láser Diodo) Ninguno ha demostrado ser mejor que la RTUP. Las personas que reciben estos procedimientos menos invasivos tienen mayor probabilidad de necesitar cirugía de nuevo después de 5 o 10 años.

Otros métodos menos invasivos como los Stents prostáticos (Uro Lift, Memokath) con resultados aceptables pero inferiores a la cirugía convencional. Sin embargo, estos procedimientos pueden ser una opción para:

  • Hombres más jóvenes (con la RTU-P se pierde el eyaculado, mas no el orgasmo)
  • Personas de edad avanzada
  • Personas con afecciones graves, como diabetes no controlada, cirrosis, alcoholismo y enfermedades pulmonares, renales y cardíacas serias
  • Hombres que están tomando anticoagulantes
  • Hombres que de otro modo presentan un riesgo quirúrgico más alto

  Volver al menú